Cuanto tiempo se tarda en superar el TOC

En cuanto a la terapia cognitivo-conductual, la curación suele llevar varios meses, si bien normalmente la mejoría empieza a notarse mucho antes que el el caso del psicoanálisis; y la curación es enormemente variable, hay personas que consiguen curarse en cuestión de pocas semanas, mientras que otras pueden tardar más de un año o bien no conseguirse nunca. Lamentablemente no todas las personas consiguen curarse, y esto es así para cualquier otra terapia. Por tanto, no tiene ningún sentido hablar de cuanto tiempo se necesita para curarse, puesto que este va a depender de cada persona en concreto, de las particularidades de su TOC y de la terapia que siga, así como de muchas otras cuestiones.

Realmente es imposible dar un tiempo aproximado de lo que se tarda en curarse ya que hay personas que tardan unas pocas semanas y hay otras que tardan varios años, aunque la mayoría suelen tardar entre tres meses y un año. El ritmo de curación es directamente proporcional al grado en que la persona es capaz de realizar correctamente el tratamiento, si bien en el caso del psicoanálisis la curación suele tardar más tiempo en conseguirse.

 

toc religioso

 

La dificultad para curarme es algo que me pasó a mí mismo, a pesar de mi esfuerzo pasaban los meses y no lo conseguía. Fue necesario tocar fondo, a los seis meses de tratamiento, asumir que lo que había hecho no era suficiente y que el cambio tenía que ser radical. Y en un segundo intento sí consegui un cambio lo suficientemente grande como para que se transformase en una reducción lenta pero constante del TOC, de modo que en unos pocos meses conseguí curarme. Por tanto, yo tardé un año en curarme, no porque el tratamiento fuese lento, sino porque en un primer intento no fui capaz de realizarlo correctamente.

Estos intentos fallidos son lo que hace que algunas personas tarden incluso varios años en curarse. No es que la terapia cognitivo-conductual sea así de lenta, sino que algunas personas tardan muchos meses en conseguir realizar el proceso de transformación personal a nivel de salir de la zona de confort emocional que implica el tratamiento.
Lo más importante que deseo transmitir acerca del factor tiempo es que es fundamental que no te preocupes si pasan los meses y no estás mejorando.

El motivo por el que es tan importante no preocuparse acerca del paso del tiempo, de si se está mejorando o no es que cuando el hecho de no mejorar se convierte en preocupación, aparecen pensamientos negativos, tensión interna y ansiedad como consecuencia de esa preocupación. Y esta tensión interna alimenta el proceso del TOC impidiendo que empiece la curación, y manteniendo al paciente en un círculo vicioso del que a veces no puede salir.
La vida pasa, y a veces todos queremos que determinadas cosas sucediesen más rápido, y para otras cosas desearíamos que el tiempo transcurra más lentamente. De vez en cuando, cobramos conciencia de que ha pasado un año, luego otro, y una década, dos, y sin darnos cuenta se nos pasa la vida, y a las puertas de la muerte, es cuando hacemos balance de lo que hemos hecho en la vida, de si hemos luchado o no por nuestros sueños. Podemos haberlo conseguido o no, pero el peor de los lamentos, siempre es el lamento de no intentarlo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *