Todavía recuerdo cuando sufría Trastorno Obsesivo Compulsivo y vivía ahogado en un sufrimiento insoportable, probando una terapia tras otra sin conseguir apenas mejoría; y pensando que ese infierno me acompañaría toda la vida.

Ahora, una vez ya curado, veo toda la gente que lo sufre, y soy plenamente consciente del complicado reto al que se enfrentan, las dificultades del proceso, los altibajos emocionales; y la pérdida de la esperanza que se va produciendo a medida que uno prueba sin éxito un tratamiento tras otro. Y siento decepción por el hecho de que mucha gente, incluso en el ámbito de la medicina sigan sin entender correctamente la causa del trastorno, y por tanto sin saber cómo curar el TOC.

 

El único modo de curar el Trastorno Obsesivo Compulsivo es eliminar su causa y no sus síntomas. Esa es la conclusión a la que he llegado tras mi peregrinaje de años a través de todo tipo de terapias, psicólogos y libros de auto-ayuda; y sobre todo a través de la experiencia de cientos de personas con TOC con las que he hablado estos últimos años bien por consultas de Skype o por correo electrónico. Se puede vencer el trastorno obsesivo-compulsivo, pero debo advertirte de que el camino no es ni fácil y de que vas a tener que poner mucho de tu parte.

 

Es posible curar el TOC

es-posible-curar-trastorno-obsesivo-compulsivo Aunque existen varias formas de llegar a superar el TOC, esta página se enfoca especialmente en tres terapias concretas, que son las que presentan más probabilidades de curación de acuerdo a los datos disponibles, pero quiero dejar claro que estos tres enfoques terapéuticos no son los únicos que pueden llegar a revertir el trastorno .

Esta no es una página centrada en mí (aunque en la sección Quien soy sí explico cual es mi historia); sino que es una web sobre ti, sobre ese problema que tú tienes (o alguien cercano a ti) llamado TOC y que sabes que necesitas solucionar. Esta web puede cambiar el rumbo de tu vida, yo en un momento de mi pasado, estaba exactamente en la misma situación que tú, y ahora estoy curado, del mismo tiempo que dentro de unos meses puedes estarlo tú.

 

Si padeces este trastorno de ansiedad, lo primero que debes tener en cuenta, es que se puede superar el TOC. La vida te está esperando, y algo en lo más profundo de ti sabe que no puedes aguantar más la angustia existencial en la que vives por culpa de este maldito desorden. Recuerda siempre esta frase: la forma más sensata de conseguir curar el Trastorno Obsesivo Compulsivo es eliminar su causa. Y recuerda también que tú no viniste al mundo con este problema, sino que apareció en tu vida en un momento determinado. La culpa de que ello sucediera no está en los genes, ni en un mal funcionamiento de tu cerebro; sino que está en tu mente, en la relación que se establece entre uno y sus propios pensamientos, entre tú y tu propio psiquismo.

 

causa-trastorno-obsesivo-compulsivo

 

No importa si fracasaste en el pasado

Es posible que hayas perdido mucho tiempo (quizá muchos años de tu vida) y mucho dinero en intentar superar el TOC sin conseguirlo. También yo perdí miles de Euros intentando curarme -bueno en realidad los perdieron mis padres-. Quizá incluso hayas perdido toda esperanza -también yo la perdí- y todas las ganas de luchar por salir de esa cárcel cuyos barrotes eran mis propios pensamientos, de esa cárcel que aún siendo invisible, a uno le parece infranqueable.  No te sientas culpable por haber fracasado ni te atormentes en por qué no lo has conseguido.

 

vencer-tocPero por suerte conseguí curarme, conseguí salir de esa cárcel que había sido mi propia mente. Ahora soy libre y feliz, algo que pensé que nunca más podría volver a ser. Pero antes de llegar a encontrar algo que funcionase para mí, probé sin éxito cerca de una docena de terapias alternativas y métodos psicológicos/emocionales intentando sanar el TOC. También hice terapia cognitivo-conductual con dos psicólogos. El segundo de ellos me fue de cierta ayuda, pero no lo suficiente para conseguir curarme únicamente con psicología cognitivo-conductual. Mi curación fue la combinación de varios factores que comento a continuación, y son los objetivos que debe cumplirse en una terapia para poder vencer el TOC. Puedes considerarte afortunado de haber llegado hasta aquí porque mi historia va a ahorrarte el tiempo y dinero de tener que probar una terapia tras otra y pasar cientos y cientos de horas buscando respuestas en Internet y en libros de auto-ayuda y psicología. Bien, voy a ir al grano, te voy a decir las  terapias con las que más probabilidades tienes de superar el TOC.

 

Los principales tratamientos para superar el TOC

El único modo en que se pueden eliminar todos los factores causales del problema (y por tanto eliminarlos de raíz y para siempre), son el psicoanálisis y el Método LIBTOC. Son las dos opciones terapéuticas que yo sugiero cuando alguien me pregunta cómo curar el TOC, aunque junto a estos dos también debe tenerse presente la psicología cognitivo-conductual. Mucho se ha escrito del psicoanálisis, y se pueden encontrar muchas opiniones a favor y en contra. Yo conozco personalmente a personas que se curaron con psicoanálisis, y que funcionó en personas que antes lo habían probado prácticamente todo.

Por mucho que la psicología convencional no desee aceptar que el psicoanálisis es una terapia enormemente transformadora y potente, la realidad es que funciona en muchas personas que antes habían probado sin éxito decenas de terapias, incluídas la terapia cognitivo-conductual. En cuanto al Método LIBTOC, en esta web vas a aprender mucho sobre él, pero te recomiendo que te descargues gratis el primer capítulo, ya que de ese modo recibirás en tu email, la explicación de la mayor parte de los ejercicios y principios del Método LIBTOC. Tan sólo debes hacer clic en la imagen del libro de la parte superior de la página e introducir tu email y nombre en el cajetín que te aparecerá, y en cuestión de segundos lo recibirás en tu correo electrónico.

toc-preguntas-frecuentes

También puedes llegar a vencer el TOC con terapias como psicología cognitivo-conductual (lo que conocemos coloquialmente como “ir al psicólogo”), de hecho es el abordaje terapéutico que siguen la mayoría de psicólogos. Aunque es cierto que muchas personas llegan a curarse y un porcentaje importante de los que no se curan totalmente, al menos consiguen mejorar; los resultados no suelen ser tan potentes como por ejemplo el psicoanálisis.

También muchas personas llegan a vencer el trastorno obsesivo-compulsivo con BioNeuroEmoción (terapia conocida como biodescodificación hasta hace unos años), o con psicología transpersonal, que es aquella que pretende enseñar al paciente a trascender los límites que le son delimitados por su propia personalidad.

 

El psicoanálisis es una terapia muy potente pero tiene el inconveniente de ser un proceso lento y caro puesto que normalmente se requieren muchas sesiones para avanzar el la terapia, y no es sencillo encontrar un buen psicoanalista. La psicoterapia cognitivo-conductual tiene la ventaja que se consiguen mejorías muy importantes con pocas sesiones, aunque en la práctica raramente suele ser tan potente como el psicoanálisis si hablamos de curación total y permanente.

En cuanto al Método LIBTOC, se trata de un sistema de autoaplicación, es decir, que uno realiza por su cuenta y desde su propia casa. Tiene la ventaja de que no necesariamente se requiere un seguimiento profesional por lo que resulta mucho más económico que el psicoanálisis. Como vas a ver en esta web, está disponible tanto mediante una suscripción con soporte personalizado por Skype en el caso del curso online; como también en forma de un archivo único sin consultas por Skype. No obstante, no necesitas comprarlo para poder curar tu TOC, puedes superarlo siguiendo las explicaciones de los ejercicios que recibirás gratis en tu email si te descargas el primer capítulo.

 

Algunas advertencias para curar el TOC

Es mi obligación advertir que esta información que vas a encontrar en la web no sustituye a ningún tratamiento médico. Bajo ningún concepto abandones las indicaciones de tu médico ni la medicación que te haya prescrito. Tampoco te recomiendo abandonar el tratamiento para el TOC que este te haya indicado si no has terminado la terapia; puesto que frecuentemente este problema es sólo la punta del iceberg. Es la manifestación más visible de un conjunto de patrones mentales y emocionales no armónicos que frecuentemente aparecen como resultado de la experiencia de la niñez, el perfeccionismo y la elevada responsabilidad, y la tendencia a percibir los miedos y necesidad de controlar los factores externos que están fuera de tu control.

 

Algunas personas tienen pensamientos intrusivos pero no actos compulsivos, aunque no por eso la situación es menos grave. Frecuentemente las personas que más ansiedad tienen son las que tienen pensamientos obsesivos pero no actos compulsivos. En otros casos, los pensamientos intrusivos no son lo más grave, sino que lo más grave son los actos compulsivos que desarrolla el individuo, que puede afectar severamente su calidad de vida hasta el punto de impedirle trabajar y llevar una vida normal. Cada caso es único, por lo que no siempre es bueno buscar referencias en otras personas. Lo importante es que un psicólogo o psiquiatra te haya hecho del diagnóstico, y que estés dispuesto a esforzarte y luchar por tu propia curación del TOC.

 

ejemplos-toc

 

También debo advertir, que esta no es la información oficial que da la medicina alopática respecto al Trastorno Obsesivo Compulsivo, puesto que oficialmente no existe una cura del TOC ampliamente consensuada y con resultados lo suficientemente buenos como para catalogarlas como sistema curativo efectivo y reproducible en la sanidad pública de un país. No obstante ello no significa que no pueda superarse este problema.

 

Únicamente tú puedes vencer el TOC

También es mi obligación advertirte que nadie ni nada te va a sanar. La curación del TOC no es algo que alguien te vaya a hacer; es algo que debe conseguir uno mismo. Nadie ni nada puede sanarte; sólo tú puedes curarte a ti mismo. Sé que esto es algo que puede sonar duro y puede asustarte; pero debes saber que superar este desorden de ansiedad requiere fuerza de voluntad y disciplina mental. Lo mismo puede decirse del Método LIBTOC. La información no tiene capacidad curativa, por lo que no vas a vencer el TOC únicamente por leerlo. Lo curativo es el hecho de aplicar la información a la práctica y realizar los ejercicios que recibirás en tu email. Tú eres el responsable de tu vida, y ahora es el momento de hacer el mayor acto de responsabilidad que has hecho en tu vida. Asumir la responsabilidad de luchar por salir del trastorno obsesivo-compulsivo.

curacion

Tal vez sea interesante que reflexiones sobre cuánto estás dispuesto a sacrificarte por vencer este trastorno de ansiedad, por conseguir la libertad y por ser feliz; pues es inútil seguir leyendo esta página web si no estás dispuesto a aceptar que tú eres el único que puede curarte. No existe nada milagroso que lo cure del mismo modo que se puedan curan la mayoría de enfermedades. En el caso de este trastorno las cosas no funcionan así; sino que es algo que se consigue mediante trabajo, disciplina y fuerza de voluntad (obviamente siguiendo unos pasos o metodología como puede ser la psicología cognitivo-conductual, el Método LIBTOC o el psicoanálisis). Si al menos uno de estos elementos está en tu interior, es posible que esta página web sea la semilla que consiga cambiar el rumbo de tu vida.