Los pensamientos mienten. No seas un esclavo de tu mente

Este vídeo muestra hasta qué punto la vida de una persona es el resultado de sus pensamientos, o mejor dicho de creerse las historias que sus pensamientos le cuentan. Aunque todos podemos aprender a elegir si creer o no en nuestros pensamientos, esta habilidad hay muy pocas personas que la hayan desarrollado. Lo que le sucede al protagonista del vídeo es algo que a mí también me sucedía durante mucho tiempo, y es algo que les sucede a millones de personas en todo el mundo.

El vídeo muestra a la perfección hasta qué punto los pensamientos pueden llegar a arruinar la vida de una persona condenándola a la soledad. Pero el vídeo también muestra que se puede superar, que existe una alternativa, y que hay que aprender a desarrollarla. Espero que te guste el vídeo:

 

 

La mayoría de personas no es consciente de hasta qué punto su vida es el resultado de sus pensamientos y de su sistema de creencias. Nuestros pensamientos determinan nuestras decisiones y nuestras acciones, y estas tienen consecuencias sobre el rumbo que va tomando nuestra vida, de modo que nuestra vida, nuestra biografía personal, es el resultado de un conjunto de pensamientos, y especialmente sobre cómo nosotros nos relacionamos con esos pensamientos.

 

Quizá pienses que decir eso es exagerado, pero cuando veas el siguiente vídeo vas a ver que no es así. Ahora vas a ver como un solo pensamiento puede cambiar radicalmente el destino de tu vida vida, en este caso un pensamiento que adopta la forma de miedo al rechazo, miedo a hacer el ridículo, o miedo a lo que una persona desconocida opine de nosotros:

 

 

Muchas veces, los pensamientos nos cuentan miedos que nunca son reales, nos cuentan cosas catastrofistas que luego nunca suceden en la realidad, pero esos pensamientos nos encarcelan en nuestra zona de confort emocional. Como dijo Albert Einstein, locura es hacer siempre lo mismo y esperar resultados diferentes. Es decir, que una misma acción siempre conduce a un mismo resultado, como se ve por ejemplo en el primer vídeo; es evidente que en ese caso la conducta de evitación experiencial siempre conduce a la soledad y a la baja autoestima.

 

Pero un concepto fundamental es la idea de que tú puedes elegir si creer o no cada uno de los pensamientos que aparecen en tu mente. No es necesario esperar a que los pensamientos cambien para que las decisiones o las acciones puedan cambiar.

Tú puedes tener muchos pensamientos, algunos positivos, otros negativos, unos que te generan confianza y otros que te generan miedo, pero siempre eres tú el que eliges si dejas que ese pensamiento decida por ti o por el contrario eliges no hacer caso de lo que sea que un determinado pensamiento te cuenta. Esto se ve especialmente claro en el siguiente vídeo, si es necesario para el vídeo para poder leer bien cada uno de los subtítulos ya que eso es fundamental para poder comprender correctamente la historia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *