Actos compulsivos de comprobación (parte 2)

Esta es la segunda parte del artículo. Si todavía no has leído la primera parte hazlo ahora aquí.

 El acto de hacer una comprobación, tiene un significado simbólico para el inconsciente, que es el de comprobar que todo está bajo control.

Por otro lado, en el Método LIBTOC, se explica cómo la ansiedad, el estrés y la tensión interna y represión emocional, constituyen una energía psíquica negativa, que es transmitida por el cuerpo a la amígdala del cerebro, (una parte muy diminuta del mismo), que transfiere toda esta energía al Sistema Nervioso Autónomo, que es el encargado de la regulación entre muchas otras cosas, de las señales fisiológicas del estrés y la ansiedad, y también es responsable de la aparición de pensamientos obsesivos y de la necesidad de realizar actos compulsivos.

 

Pero dejémonos de teoría, y vayamos a los aspectos terapéuticos, que si tienes TOC de comprobaciones debe ser lo que más te importa en estos momentos. Si como puedes ver, los factores de estrés, y de presión psicológica aumentan la necesidad de hacer estos actos compulsivos de comprobación, y estos disminuyen o incluso desaparecen en periodos de poca tensión psicológica y de gran felicidad, es obvio que una herramienta terapéutica fundamental, es la necesidad de cambiar nuestra percepción acerca de las situaciones de nuestra vida, dejar de ejercer presión sobre nosotros mismos. Esto está muy relacionado con el Bloque 2 del Método LIBTOC, que es un proceso de transformación personal, encaminado a superar aquellas características de personalidad que son responsables que que generemos elevada presión sobre nosotros mismos, tensión interna, y represión emocional. Concretamente el Bloque 2 consiste en aprender a dejar de ser tan perfeccionista, exigente con uno mismo, responsable, de tener esa necesidad de ser excesivamente buena persona, de anteponer la necesidad de los demás a las necesidades propias, de sacrificarse siempre por los demás, buscar la aprobación de los demás, y de reprimir la rabia y el enfado.

 

Llegados a este punto debo decir que, en parte, el estrés es un elemento auto-impuesto. Quizá tú no estés de acuerdo con esta afirmación, y pienses que la culpa de tu estrés sean tus exámenes, problemas familiares, laborales o económicos, pero lo cierto, es que tú eres el responsable del significado que le das a todas estas cosas. Me explico, ante una misma situación (por ejemplo exámenes, o estrés en el trabajo), dos personas pueden reaccionar de un modo totalmente distinto. Puede que una persona lo viva con una profunda angustia y ansiedad, y que otra persona lo viva con total indiferencia (porque por ejemplo, entiende que quien hace todo lo que puede no está obligado a más, y porque no se pone ninguna presión sobre sí mismo). ¿Quien de las dos personas crees que es más propensa a generar la necesidad de hacer actos compulsivos de comprobación? Acertaste.

 

toc-comprobaciones

 

Seguramente conoces a alguien que se toma la vida con una parsimonia, relax y tranquilidad asombrosa, la típica persona que no se estresa ni se preocupa por nada, que le da igual lo que los demás digan o piensen sobre ella, hasta el punto de que quizá su actitud te pone de los nervios. Tengo que decirte que tienes mucho de aprender de esa persona, si fueses capaz de adoptar sea actitud sobre todas las facetas de tu vida, los actos compulsivos de comprobación descenderían progresivamente y seguramente desaparecerían del todo.

Por eso es que el “factor distractor”, consigue que en muchas personas los pensamientos obsesivos y los actos compulsivos desaparezcan temporalmente. El factor distractor, es el hecho de experimentar una disminución de los síntomas del TOC (o su total desaparición), como consecuencia de haber hecho un cambio brusco en su vida, que le acarrea un enorme cambio positivo para su realidad psicológica. Algunos ejemplos de el “factor distractor” son los casos en los que el Trastorno Obsesivo Compulsivo disminuye o desaparece como consecuencia de estar viviendo situaciones de gran felicidad, totalmente nuevas y estimulantes, como un intercambio de estudios, irse a vivir a otro país, o estar profundamente enamorado o enamorada. Obviamente, es una herramienta de ayuda a la cura del TOC, pero no es por sí sólo un sistema que pueda curar el TOC. El sistema terapéutico, el responsable de un proceso de curación duradera, pasa por el Método LIBTOC, el psicoanálisis, y en algunos casos incluso también la psicología cognitivo conductual.

Lamento decirte, que la curación no es algo que se te dé o se te haga (como por ejemplo una pastilla, un masaje, o una operación), la curación del Trastorno Obsesivo Compulsivo, es una cosa que consigue uno mismo, con trabajo, disciplina y esfuerzo. Sólo uno mismo puede salvarse a sí mismo. Las distintas terapias, como las que he comentado un par de líneas arriba, somo sólo el mapa que te guía en el viaje a la curación, pero sólo tú eres quien recorre ese camino paso a paso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *