Diferencias entre la timidez y la fobia social. (Parte 1)

Muchas personas con TOC, tienen también timidez y fobia social. Es algo que he comprobado en muchas personas que he he tratado en las consultas por Skype, y en mi caso también fue así. Yo tenía TOC, Trastorno de Ansiedad Generalizada y fobia social; y pude superarlos los 3. Lo conseguí básicamente con todo aquello que tú estás descubiendo en los mensajes que estarás recibiendo en tu email si te descargaste el primer capítulo del libro.

Este no es un mensaje sobre el TOC, sino sobre la timidez y la fobia social. Si eres una persona tímida, y no sabes hasta qué punto puede ser que en realidad sea una fobia social, vamos a ver cuáles son las diferencias entre un concepto y otro. Porque muchas veces queda bastante confuso, y las personas que se sienten tímidas y que tienen ansiedad social, dudan del grado de su ansiedad y si ésta puede ser una fobia.

 

diferencia-timidez-y-fobia-social

 

Si eres una persona tímida, sabrás la ansiedad que sientes cuando tienes que relacionarte con la gente. Sientes que a lo mejor tu cuerpo entra como en una sensación de miedo y bloqueo, es como que empiezas a sudar, empieza a palpitarte el cuerpo como si tuvieses que salir corriendo. Bueno, es algo que puedes sentir en diferentes niveles, ya que no hay dos personas tímidas iguales, al igual que no hay dos personas con fobia social iguales. Cada uno tiene su historia y hay que ver qué es lo que le pasa a cada persona en particular. Sí es importante que sepamos distinguir, que una timidez es una característica personal, igual como puede ser una persona extrovertida, pues ser tímido no es nada malo ni es nada de lo que avergonzarse, simplemente que a veces las personas con timidez sienten mucha ansiedad.

 

Posibles causas

Es muy típico que detrás de la timidez haya una sobreprotección por parte de los padres, o bien que la persona en la infancia haya vivido episodios en los que sean ridiculizados o que se hayan burlado de ellos. Muchas veces los niños, frente a este tipo de episodios, reaccionan evitando relacionarse de forma espontánea con los demás, y pensando “en exceso” antes de actuar, de decidir, o  de decir algo, de modo que parte de su espontaneidad es reprimida, precisamente para evitar volver a sentirse humillado o volver a hacer el ridículo. Obviamente este es un proceso inconsciente del cual el niño normalmente no es consciente.

ansiedad

Incluso muchas veces, el niño reacciona aislándose y evitando jugar con los demás niños, lo que a la larga va a hacer que un niño crezca con pocas habilidades sociales, lo cual a su vez va a llevar con total certeza, al desarrollo de timidez o fobia social. Exactamente eso fue lo que sucedió en mi vida, y hasta que fui capaz de comprenderlo, y de librarme de toda mi baja autoestima, mi culpa, y mis complejos, es algo que me ocasionó mucho sufrimiento en distintas facetas de la vida.

Cuando eso sucede, puede ser que acaben desencadenando una fobia social. Cabe decir, que ser tímido no implica tener fobia social, o sea, no tiene nada que ver, sí una persona con fobia social suele ser tímida.

 

Diferencias remarcabes entre timidez y fobia social

Las personas con timidez, pueden estar en un ambiente social, aunque a lo mejor hablen un poco o sientan esa ansiedad, pero van a los eventos sociales e intentan hacerlo por salir y su vida acaba siendo bastante normalizada, de modo que no está severamente afectada.

Pero en cambio, una persona con fobia social, sí que es posible que en la mayoría de los casos, evite ir a eventos sociales o enfrentarse a determinados miedos y que su vida se vea fuertemente limitada. Porque la ansiedad que siente es tan grande, que no puede con ella. Les genera mucho miedo y como su propio nombre lo indica, una fobia es un miedo irracional a algo que la persona siente, que no puede con ello, y en este caso es a relacionarse con la gente. Una persona tímida puede llevar una vida bastante normalizada, en cambio una persona con fobia social, tiene una vida bastante limitada, porque la norma dicta, que somos seres sociales que debemos relacionarnos.

Lee la segunda parte del artículo aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *